4 trucos para solucionar los problemas dentales con una fruta!!

El jugo de limón es mucho más que simplemente un potenciador del sabor que hace que tu bebida sea refrescante, con un poco de acidez.

El limón puede, de hecho, ayudarte a tratar numerosos problemas orales y evitar ver al dentista.

La cantidad de ácido en esta fruta fresca ayuda a eliminar las bacterias en los dientes, lo que detiene las infecciones y mantiene tu salud bucal. Esto reduce la huella amarilla acumulada en los dientes, dolores de muelas, así como el mal aliento.

No obstante, si lo estás utilizando demasiado, podrían dañar los dientes. Entonces, pequeñas cantidades es la clave.

1. Hacer dientes más blancos

Las principales razones de tus dientes amarillos son el café, té, los vinos y el cigarrillo. Como quizás sepas, blanquear cada diente puede costarte mucho.

Sin embargo, al usar 2 ingredientes económicos y naturales, puedes eliminar las manchas de tus dientes y tener una sonrisa de color perfectamente blanco.

El primero es el limón. Esta fruta fresca es un agente blanqueador orgánico que limpiará a fondo tus dientes a través de las manchas y se asegurará de que sean más brillantes que antes.

Ingredientes

  • 2 o 3 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharada de sal

Elaboración

Mezcla los componentes para crear una sustancia. Luego, cepilla con cuidado, y deja que esto permanezca por un par de minutos antes de enjuagar completamente con agua natural. Hazlo 2 veces por semana para obtener resultados óptimos.

Aviso

No recibas esta terapia más de 2 veces por semana, ya que el limón contiene ácido cítrico que puede dañar tu esmalte dental y hacer que cada diente tenga un color más amarillo.

2. Eliminar el mal aliento

El consumo de ajo o incluso de cebolla no es realmente la única razón detrás de tu mal aliento. Tu aliento tiene un olor incluso si tus dientes están secos, o incluso cuando la generación de saliva disminuye. Es porque la saliva ayuda a eliminar los gérmenes orales.

Afortunadamente, el limón también puede ayudar a matar tus gérmenes orales, así como evitar la boca seca, eliminando así tu aliento maloliente. Esto se debe a sus atributos antimicrobianos efectivos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de jugo de limón

Elaboración

Después de comer, usa jugo de limón para hacer gárgaras y luego escúpelo. Luego, lava el área de la boca para evitar el alto nivel de acidez del jugo de los limones que dañan el esmalte de los dientes.

3. Fortalecer las encías

Esta fruta fresca puede ayudar a mejorar tus encías y dientes. Las altas cantidades de los atributos anti – inflamatorios y la vitamina C incluso tratarán el sangrado de las encías.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua potable
  • 2 cucharadas de jugo de limón

Elaboración

Agrega 2 cucharadas de jugo de limón a 1 vaso de agua potable.

Lávate la boca después de comer con una solución de agua potable y jugo de limón. Además, puedes tratar el sangrado haciendo uso de jugo de limón directamente en las encías.

4. Aliviar los dolores de muelas

La pudrición dental es la causa más común de dolores de muelas. Pero, debido a la vitamina C, puedes lidiar con infecciones y minimizar tus dolores de muelas usando solo jugo de limón.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jugo de limón

Elaboración

Aplica un poco de jugo de limón con una bola de algodón 100% y aplícalo sobre el área adolorida. Después de eso, simplemente limpia tu boca con agua.

El poderoso contenido ácido del limón puede provocar daños en los dientes en caso de que queden hasta 15 minutos en la boca.